domingo, 28 de abril de 2013

La pregunta no era: "¿Qué quieren las mujeres?" sino "¿A qué RESPONDEN las mujeres?".

Según una historia común (posiblemente apócrifa), alguien le preguntó a Sigmund Freud, el famoso médico austriaco y padre del psicoanálisis, qué era lo que nunca había llegado a entender después de haber pasado su vida estudiando la mente humana. Freud dijo: “Las mujeres”.
Al igual que la mayoría de los hombres es probable que sepas muy poco sobre la psicología femenina. Peor aún: probablemente la mayoría de lo que crees que sabes es erróneo.
Los hombres son constantemente bombardeados con mensajes falsos o engañosos sobre la psicología y el comportamiento de las mujeres. Pero esto no es un problema exclusivamente masculino. La mayoría de las mujeres no se entienden a sí mismas y no saben, o no quieren admitir, lo que realmente les atrae.
Trata de preguntarle a una mujer qué debe hacer un hombre para impresionarla. La respuesta probable: invitarla a una buena cena, tal vez un paseo por la playa, flores, algún elogio y escucharla de verdad. Pues bien, intenta hacer todo esto. Cuando llegues a casa solo, después de ganar un beso en la mejilla y ella habiendo hablado de “vamos a ser sólo amigos”, no voy a decirte que te lo advertí.
Todas estas cosas románticas y amables tienen su momento y lugar: después de que ella ya se siente atraída por ti. Una mujer enamorada de ti estaría encantada de que la llevaras a una buena cena y recibir flores. Sin embargo, una mujer que está tratando de decidir sobre ti perdería el interés. Este es un aspecto importante de la psicología femenina.
Algunas de las cosas que atraen a las mujeres, tales como el estatus social alto, tener otras mujeres a tu alrededor, burlarte de ella o hacer que se sientan inseguras momentáneamente – no son buenas cosas. No son cosas por las que las mujeres se enorgullecen de sentirse atraídas.
La atracción de una mujer por un hombre es un proceso subconsciente. Primero se sienten atraídas y después tratan de explicar o racionalizar para sí mismas y para los otros por qué se sienten así.
Muchos de los patrones del comportamiento humano son innatos, especialmente con respecto a temas sexuales. El Gen Egoista:
Si entendemos los impulsos y motivaciones de la psicología femenina, entonces podremos mejorar nuestra comunicación y nuestras relaciones con ellas.
Es común que los hombres piensen que las mujeres tienen menos interés en el sexo que ellos. Esto es simplemente falso. A las mujeres les encanta el sexo (tanto o más que a nosotros). La diferencia es que el sexo para ellas les supone más riesgos y consecuencias a su status .
Sin embargo, en el lugar y en el momento adecuado con un hombre que sabe cómo despertar esa parte de ellas y con un mínimo de seguridad psicológica, la mayoría de las mujeres se transforma de cordero en lobo.

Fuente:La Web

No hay comentarios: